Top

Ricardo Rosselló con un plan fiscal sólido para Puerto Rico.

Ricardo Rosselló con un plan fiscal sólido para Puerto Rico.

14054965_1126370157398708_7074652666971781321_n

La Junta de Control Fiscal no viene a dictar la política pública, sino a asegurarse de que alcancemos los objetivos fiscales. Si mantenemos una comunicación abierta y directa con la Junta, si sabemos qué hacer para reducir gastos y encaminar nuestras finanzas, no habrá intervención mayor.

No obstante, si llega un gobernador que no sepa cómo trabajar los retos fiscales, no quiera reducir gastos y no tenga una estrategia definida, entonces sí que la Junta comenzará a dictar la política pública. Esto sería problemático porque agravaría aún más la falta de gobernanza democrática que sufrimos bajo el status colonial actual.

Para evitar este escenario, nos hemos preparado con un plan fiscal sólido que contempla la reducción estructural del gobierno (que representa el 55% del gasto del presupuesto consolidado), sin despedir empleados públicos. Lanzaremos la iniciativa del Gobierno como Empleador Único que permitirá un gobierno central más ágil, con mejor funcionamiento y a menor costo. A corto plazo, con iniciativas como el Centro de Oportunidades Federales, podremos capturar más de mil millones de dólares que estamos dejando en la mesa en contrataciones y compras del gobierno federal. Proponemos un Presupuesto Base Cero para reducir 10% del gasto en nuestro primer presupuesto, entre otros.

Es imperativo establecer relaciones, ser transparentes y tener la capacidad de comunicarse efectivamente con Washington, la Junta, y los acreedores. En los últimos dos años hemos establecido estas relaciones robustas, impulsando iniciativas con el Task Force federal que impliquen de 25,000 a 80,000 empleos. Una vez se establezca la Junta, seguiremos haciendo lo propio. Nuestro compromiso con Puerto Rico es estar preparados y listos para gobernar.