Top

Ricardo Rosselló presenta ante la junta editorial de El Nuevo Día sus propuestas económicas

fullsizerender-1-2

Ricardo Rosselló presenta ante la junta editorial de El Nuevo Día sus propuestas económicas

La propuesta económica del candidato novoprogresita a la gobernación, Ricardo Rosselló Nevares, se basa en una agenda de austeridad fiscal que busca cuadrar las finanzas del gobierno mientras se desarrolla una serie de iniciativas económicas, muchas de las cuales dependerán del humor de los políticos y los burócratas de Washington.

En materia fiscal, Rosselló Nevares propone una reducción de 10% en el primer presupuesto que elabore mediante un sistema “base cero” en el que las instrumentalidades del gobierno tendrán que justificar cada dólar que reciben. Según el candidato, la práctica usual hasta ahora ha sido de tomar lo asignado en el año fiscal anterior y ajustarlo según los proyectos y las metas que se quieren alcanzar en el próximo año. Esto hace que las partidas indispensables en el pasado, pero que ahora no tienen razón de existir, sigan perpetuándose y el dinero continúe malgastándose.

“Todo lo que hemos propuesto va en miras a cumplir con el objetivo de mejorar el asunto fiscal. No veo obstáculo en reducir el gasto del gobierno, ser más eficiente y buscar nuevos espacios de crecimiento económico”, dijo Rosselló Nevares durante un encuentro con la Mesa Editorial de El Nuevo Día.

Bajo el modelo propuesto, también se tomarán previsiones para que no se tenga que incurrir en gastos que no estén contemplados en el presupuesto y mientras se reduce también el gasto en suplidores.

Estas reducciones se darían porque, según el candidato, simplificarán la estructura de gobierno con consolidaciones, privatizaciones y concesiones de servicios. Rosselló no fue específico en torno a qué uniría, eliminaría o privatizaría. Sólo señaló que los empleados públicos regulares no serán cesanteados en este proceso debido a su propuesta que busca que el Estado sea el empleador único de los empleados gubernamentales y estos podrán ser movidos de una agencia a otra donde hagan falta.

Sin embargo, Rosselló Nevares no habló sobre la continuación de labores de los empleados temporeros o los que operen bajo contratos. Sí mencionó, sin embargo, que su intención es de reducir una décima parte los empleados de confianza en el gobierno.

Retiro y reestructuración

Una de las primeras tareas que encomendará Rosselló Nevares, de alcanzar la gobernación, será crear un inventario de las propiedades que tiene el gobierno. Estas serán administradas por un fideicomiso que tendrá como encomienda encontrarles algún uso a las propiedades ya sea mediante el alquiler o la venta. El dinero que se genere de estas transacciones pasará a manos de los sistemas de Retiro, en especial el de empleados del Estado Libre Asociado y el de Maestros. Se anticipa que estos sistemas se queden sin fondos para el 2018 y 2019, respectivamente. La otra propuesta, que se extiende tanto para Retiro como para las corporaciones públicas, es que los entes gubernamentales hagan los desembolsos que les corresponden a tiempo.

Usó como ejemplo a la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), que tiene deudas por cobrar con el propio gobierno que sobrepasan los $200 millones, según el candidato del Partido Nuevo Progresista (PNP).

La otra parte del plan fiscal se centra en la renegociación de la deuda pública de Puerto Rico. No habló de empujar recortes al monto que se debe sino de  diferir los pagos y de reducir el precio de la deuda (tasa de interés).

Según Rosselló Nevares, los acreedores de Puerto Rico han mostrado su disposición para renegociar los términos de la deuda, pero  el problema ha sido la falta de credibilidad de la administración del gobernador Alejandro García Padilla.

Para recobrar la confianza de los acreedores, Rosselló Nevares buscará mejorar la transparencia en el gobierno y honrará acuerdos como el que firmó la AEE con sus acreedores, a pesar de que percibe este entendido como negativo. Según el candidato, aunque se alcanzó un recorte de 15% en  el monto que se adeuda, el acuerdo provee para un aumento en la tarifa que afecta la competitividad de Puerto Rico.

El desarrollo de la economía

Ante este panorama, Rosselló Nevares se concentrará en la estabilización del precio de la electricidad promoviendo el desarrollo de plantas privadas de producción de electricidad que alejen al país de la dependencia al petróleo.

Precisamente, el área energética es una que se perfila como prioritaria para los miembros de la Junta de Supervisión Fiscal que, por ley federal, tienen la facultad de controlar las decisiones fiscales que se tomen en Puerto Rico.

La promesa económica

Rosselló Nevares concentra su propuesta económica en dos ofertas que, según sus cálculos, pueden traer hasta $8,000 millones anuales a la economía de Puerto Rico.

La más ambiciosa busca que el gobierno federal aumente sus compras a empresas en Puerto Rico. La meta, afirmó, es que al menos el 1% de las compras federales sean de productos puertorriqueños, añadiendo según su estimado unos $5,000 millones a la economía local.

La otra prioridad busca que Puerto Rico tenga los mismos accesos a fondos Medicare y Medicaid que otras localidades estadounidenses. Si esto se logra, la industria de la salud tendría un empuje de unos $3,000 millones, calculó. Esta iniciativa, sin embargo, también requiere de la voluntad de los políticos en la capital estadounidense, donde se ha objetado cualquier medida que parezca un salvavidas para la economía boricua.

A nivel local, las propuestas de Rosselló Nevares incluyen cambios al Código de Rentas Internas que reduzcan la carga a los contribuyentes mientras se aumenta la captación.

La evaluación del sistema contributivo incluirá, además, una revisión del costo y la efectividad de los incentivos que reciben los distintos sectores industriales, de modo que se pueda discernir entre los que son convenientes y los que no.

El candidato también habló de la creación de una entidad, con representación mayoritaria del sector privado, que se encargue de la promoción de Puerto Rico como destino turístico. Este organismo, cuya duración deberá extenderse más allá de un  cuatrienio, asegurará la continuidad de los esfuerzos para dar a conocer la oferta que existe en Puerto Rico para los visitantes.

Propuestas económicas

Compras federales— Buscará que el gobierno federal destine el 1% de sus compras a productos locales.

Fondos de salud— Al igual que se está haciendo en la actualidad, Rosselló Nevares buscará que haya paridad en los fondos Medicaid y Medicare que se reciben, en comparación con otras jurisdicciones.

Restablecer el crédito— Indicó que promoverá la transparencia fiscal de modo que se pueda tener acceso nuevamente al mercado de bonos municipales. Esto se dará en un proceso de reestructuración de la deuda.

Reforma contributiva— Eliminará el impuesto al consumo a las transacciones entre negocios y bajará las tasas contributivas.

Estabilidad energética— Promoverá la generación privada de energía para estabilizar los precios y alejar el país del petróleo.

Propuestas Fiscales

Estructura— Reducir el tamaño del gobierno mediante consolidaciones, concesiones y privatizaciones.

Presupuesto— Propone que los presupuestos tengan que justificarse en su totalidad en lugar de sólo examinar los cambios de un año fiscal a otro.

Captación— Buscará que Hacienda sea más eficiente cobrando los tributos a los contribuyentes y los comerciantes.

Gasto— Rosselló Nevares buscará que el gasto del gobierno no aumente salvo por el 1% natural de la inflación. Esto es después de decretar una reducción de 10% en el primer año.

Empleador único— Esta iniciativa irá de la mano con la reestructuración del gobierno y busca que todos los servidores públicos respondan al gobierno central y no a las agencias, de modo que puedan ser transferidos sin mayores problemas.